Software de cibercafés ofrecen poca seguridad para los menores

Uncategorized

Written by:

Mientras que a día de hoy se reciben constantes recomendaciones de qué se debe y qué no se debe hacer al conectarse a redes WiFi públicas, en su momento se realizaban todo tipo de operaciones desde los software de cibercafés . Desde introducir datos personales en todo aquello en lo que los usuarios se registraban hasta realizar operaciones bancarias. Mínimas, eso sí, pues por aquel entonces la banca por internet sólo daba sus primeros pasos.

Los responsables de los cibercafés contaban con software específico para gestionar sus negocios. Aplicaciones que les permitían controlar los tiempos de conexión de cada uno de sus equipos y que aportaban algo de seguridad a las líneas, pero a años luz de la seguridad de la que podemos gozar a día de hoy. Los navegadores tampoco contaban con navegación de incógnito, entonces todo estaba mucho más expuesto.Esta inseguridad, aunque tal vez deberíamos entrecomillarla, fue también uno de los motivos por los que muchos prefirieron empezar a software de cibercafés sus asuntos desde su propio domicilio. Ayudó el que las conexiones mejorasen y que los precios bajasen, aunque ahora las tarifas convergentes se empeñen en invertir el esfuerzo de todos estos años. Los cibercafés fueron perdiendo fuerza.

Como comentábamos, los cibercafés crecieron al amparo de una necesidad patente en la sociedad: la de la interconexión. Esta necesidad fue extendiéndose y aunque los hogares comenzaban ya a contar con su propia línea de conexión a Internet, ésta era aún costosa y lenta y muchos usuarios preferían seguir desplazándose a los software de cibercafés habilitados ya que podían pagar poco pese a contar con periodos de conexión finitos. Aún quedaba mucho para la llegada de las tarifas planas o las conexiones activas las 24 horas.

Con el paso del tiempo, la necesidad de conexión a Internet fue paliándose con el auge de las líneas ADSL, ya ilimitadas a distintas velocidades, pero aún así los cibercafés conservaron parte de su encanto debido a la socialización. De ahí el software de cibercafés de algunos cibercafés especializados en juegos, poblados de potentes PCs para facilitar quedadas de amigos y de asociaciones más profesionales. Pero aún así, no pudieron evitar perder mucha fuerza.

A día de hoy seguimos manteniendo los software de cibercafés aunque han disminuido mucho en número y en clientela. Muchos han cerrado mientras que otros se han convertido en locutorios, un modelo de negocio orientado principalmente a los emigrantes y que siguen abriéndose a día de hoy, sobre todo en las zonas de la ciudad más propensas a acoger a recién llegados.

Mientras que antes era muy común tener un cibercafé cerca de casa, hoy en día resulta incluso difícil dar con uno. Pero la razón de ello no es más que el avance de las software de cibercafés en nuestros respectivos países. Conexiones privadas más veloces han hecho que ya no exista la necesidad de sitios comunes para conectarse, de ahí que muchos negocios hayan cerrado. Pero el modelo como tal no ha desaparecido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games slot games